Determinar el valor de una empresa es un proceso complejo y, normalmente, está asociado a decisiones estratégicas de la empresa y o sus accionistas.

Nuestro objetivo es entender el valor de una empresa haciendo un análisis a fondo de sus estados financieros y de las perspectivas futuras.

Valorar una empresa es solo un componente dentro del proceso de venta de una compañía.